miércoles, 31 de agosto de 2016

La Comisión Conjunta de Diálogo Teológico entre ortodoxos y no calcedonenses


El Concilio de Calcedonia (año 451) supuso la separación entre las Iglesias Siro-ortodoxa y Copta (y luego la Armenia) y las Iglesias ortodoxas de tradición bizantina. Llamados polémicamente "monofisitas", los cristianos no calcedonenses fueron considerados herejes por los bizantinos y sometidos a persecución por parte de las autoridades imperiales.

No obstante, estas dos familias de Iglesias son las más cercanas entre sí de todas las confesiones cristianas en cuanto a espiritualidad, doctrina y experiencia histórica, y el diálogo entre ambas es el que tiene mayores posibilidades de dar frutos visibles.

Una serie de consultas no oficiales tuvieron lugar en Aarhus (Dinamarca) en 1964 y en Bristol (Inglaterra) en 1967, a las que asistieron teólogos señeros por ambas partes. Nuevos encuentros se celebraron en Ginebra, Suiza (1970) y Adís Abeba, Etiopía (1971). Los resultados fueron inesperadamente positivos. Como cuenta el Metropolitano de Dioclea Calixto (Ware) en su libro La Iglesia Ortodoxa (1993), quedó claro que en la cuestión básica que había conducido históricamente a la división -la doctrina acerca de la persona de Cristo-, no existe de hecho ningún desacuerdo real. La divergencia, según se declaró en Aarhus, estriba en el ámbito de la fraseología. Los delegados concluyeron: "Cada una de las partes reconoce en la otra la fe Ortodoxa de la Iglesia. […] En lo esencial del dogma cristológico nos encontramos plenamente de acuerdo". En palabras de la consulta de Bristol, "Unos afirmamos dos naturalezas, voluntades y energías hipostáticamente unidas en el único Señor Jesucristo. Otros afirmamos una naturaleza, voluntad y energía divino-humana unida en el mismo Cristo. Pero ambas partes hablamos de una unión sin confusión, sin cambio, sin divisiones, sin separación. Las cuatro expresiones pertenecen a nuestra tradición común. Ambas partes afirmamos la permanencia dinámica de la Divinidad y de la Humanidad, con todas sus propiedades y facultades naturales, en el único Cristo".

Estas cuatro conversaciones no oficiales entre 1964-1971 fueron seguidas por la convocatoria de una Comisión Conjunta oficial representando a las dos familias de Iglesias, que se reunió en Ginebra en 1985, en el monasterio de Amba Bishoy (Egipto) en 1989 y de nuevo en Ginebra en 1990 y 1993. Respecto de la cuestión de las diferentes formulaciones cristológicas, que había sido una piedra de tropiezo en el pasado, se estuvo de acuerdo en el sentido de que la comprensión subyacente acerca de la Encarnación era la misma, aunque cada una de las partes prefiriese una fórmula determinada al hablar de una o dos "naturalezas". Los acuerdos doctrinales alcanzados en las consultas no oficiales fueron reafirmados, y al final de la tercera reunión (en 1990) se recomendó que cada parte debería revocar todos los anatemas y condenas lanzados mutuamente en el pasado. La cuarta reunión (en 1993) trató acerca de cómo llevar a cabo esto desde el punto de vista práctico, y se propuso que los anatemas y condenas fueran levantados "unánime y simultáneamente por los jefes de todas las Iglesias de ambas familias mediante la firma de un Acta Eclesiástica que incluyera el reconocimiento por cada una de las partes de que la otra es Ortodoxa en todos los aspectos". Según los participantes, una vez que los anatemas fueran levantados, esto "debería suponer que la restauración de la plena comunión entre ambas partes se llevara a cabo inmediatamente" (Brock et al., 2001).

Aún persisten dificultades, pues no todo el mundo por ambas partes tiene una actitud igualmente positiva acerca del diálogo: algunos en Grecia, por ejemplo, siguen considerando a los no calcedonenses "herejes monofisitas", del mismo modo que algunos no calcedonenses siguen considerando el Concilio de Calcedonia y el Tomo de León "nestorianos". Pero la línea oficial de ambas familias de Iglesias fue claramente expresada en el encuentro de 1989: "Como dos familias de Iglesias ortodoxas que rompieron la comunión hace largo tiempo, ahora rezamos y confiamos en Dios para que restaure esa comunión sobre la base de la fe apostólica de la Iglesia indivisa de los primeros siglos, que confesamos en nuestro Credo común" (Ware, 1993).

Posteriormente ha habido otras reuniones con el objetivo de acercar a ambas familias de Iglesias, como la que tuvo lugar entre ambos Movimientos de Juventud en mayo de 1991 y las que mantuvieron los Patriarcas del Oriente Próximo en 1987 y 1991 (la segunda de las cuales tenía como objetivo "dar una muestra concreta de la amistad tan cercana que existe entre las dos Iglesias"). Como resultado de la segunda reunión, el 22 de julio de 1991 el Patriarca siro-ortodoxo Ignacio Zaqueo I y el Patriarca Ignacio IV Hazim adoptaron una serie de importantes decisiones que se plasmaron en una declaración común. (Brock et al., 2001).

Para más información (en inglés) sobre los diferentes encuentros celebrados hasta la fecha entre ambas familias de Iglesias, visitar la web http://orthodoxjointcommission.wordpress.com

Ortodoxos y católicos de Jordania responden juntos a las emergencias humanitarias


Las emergencias humanitarias que afectan a Oriente Medio, como los conflictos y la emigración masiva de los escenarios de guerra, requieren respuestas que sean compartidas por los cristianos de las diferentes confesiones. Un testimonio de esta preocupación humanitaria, que está marcada por un espíritu ecuménico, es el Proyecto PEER (Preparing to Excel in Emergency Response), presentado el lunes 8 de agosto en el centro de conferencias de un hotel en Amman.

El proyecto, llevado a cabo con el apoyo de Cáritas Jordan y Catholic Relief Services (CRS), tiene como objetivo aumentar las sinergias y la capacidad de interacción entre los grupos cristianos en Jordania que participan en diversos programas para hacer frente a las emergencias humanitarias, para que sean más eficaces y rápidos en las intervenciones. Entre los diez grupos de trabajo que participan en el proyecto está las comunidad de la juventud cristiana greco-ortodoxa, además de Ong como la Orthodox Progress Association.

En sus observaciones preliminares, el Dr. Wael Suleiman, director general de Cáritas Jordán, ha destacado que el proyecto de coordinación apoyará la colaboración de diferentes realidades que trabajan sobre todo en favor de los refugiados y de las personas que viven en necesidad.

A la reunión de lanzamiento del proyecto - informa un comunicado de Cáritas Jordania, recibido en la Agencia Fides – han asistido Jocelyn Braddock, directora de los programas de asistencia sostenidos por CRS Líbano, que en su discurso ha remarcado la utilidad y urgencia de involucrar a las realidades y a las instituciones locales en la ejecución de los proyectos puestos en marcha para responder a las emergencias humanitarias que afligen la región de Oriente Medio.


Fuente: Agencia Fides

martes, 30 de agosto de 2016

1° de setembro, Dia de oração e cuidado com a Criação


Apesar de tudo, uma profunda esperança brilha sobre a Terra. Ela vem do fato de que, no mundo inteiro, a cada dia, cresce o número de pessoas e grupos que aprofundam a espiritualidade e se põem em diálogo para buscar novos caminhos. O resgate da dignidade da Terra, da Água e do Ar está na ordem do dia de grupos espirituais das mais diversas tradições.

Pela primeira vez na história, diversas Igrejas cristãs e até outras religiões se unirão nessa semana para orar e meditar sobre o cuidado com a Terra, a água, o ar e todo o universo no qual nós, seres humanos somos inseridos e ao qual pertencemos. Desde a década de 70, a cada ano, o Patriarca (Ecumênico Bartolomeu I) de Constantinopla propõe que todas as Igrejas Orientais (Ortodoxas) dediquem o 1º de Setembro como «Dia de oração e cuidado com a Criação». Em agosto do ano passado, o Papa Francisco enviou uma carta a todas as dioceses pedindo que a Igreja Católica também se una a essa celebração. Por sua vez, o Conselho Mundial de Igrejas convidou as Igrejas Evangélicas, membros do Conselho para entrarem nessa mesma sintonia de cuidado com o ambiente. E, nesses dias, algumas notícias da internet contam que grupos hindus e budistas quiseram também unir-se a essa iniciativa ecumênica e ecológica.

Orar e meditar sobre a natureza como criação significa contemplar nela uma presença ativa do Criador que, permanentemente, continua conduzindo o universo no rumo do seu amor. O ser humano só mudará a sua forma de relacionar-se com os seus semelhantes e com os outros seres vivos se optar por um olhar de amor sobre o universo. Ao aprofundar a relação consigo mesmo e com os outros, é fundamental pressentir uma marca divina por trás de cada ser do universo.

Atualmente, o planeta Terra abriga mais de sete bilhões de pessoas. Nos próximos 50 anos, a previsão é de que o mundo tenha entre 8, 5 a 9 bilhões de habitantes. Mas, como viverá essa população, se metade dos recursos hídricos disponíveis para consumo humano e 47% da área terrestre já são utilizados? E ainda assim mais de um bilhão de pessoas passa fome e, a cada dia, mais de 30 mil morrem por este motivo? Estudos afirmam que a relação entre crescimento populacional e o uso de recursos do Planeta já ultrapassou em 20% a capacidade de reposição da biosfera e esse déficit aumenta cerca de 2,5% cada ano. Isso quer dizer que a diversidade biológica – de onde vêm novos medicamentos, novos alimentos e materiais para substituir os que se esgotam – está sendo destruída muito mais rápido do que está sendo reposta. Esse desequilíbrio está crescendo. Até 2030, 70% da biodiversidade poderá ter desaparecido…”.

Apesar de tudo, uma profunda esperança brilha sobre a Terra. Ela vem do fato de que, no mundo inteiro, a cada dia, cresce o número de pessoas e grupos que aprofundam a espiritualidade e se põem em diálogo para buscar novos caminhos. O resgate da dignidade da Terra, da Água e do Ar está na ordem do dia de grupos espirituais das mais diversas tradições. As próprias Igrejas cristãs que, durante séculos, pareciam não ligar o ato criador de Deus com sua atuação salvadora na história, nas últimas décadas têm todas aprofundado essa questão. Em maio do ano passado, o Papa Francisco dirigiu a toda humanidade uma carta sobre o cuidado com a casa comum. Nessa carta, ele se une a Bartolomeu I, Patriarca (Ecumênico) de Constantinopla, na insistência em unir o cuidado ambiental com a preocupação pela justiça social e econômica. Ao mesmo tempo, ensina que a raiz de tudo é um novo olhar espiritual sobre o universo como criação amorosa de Deus.

Na América Latina, um dos mais importantes sinais de esperança para a causa ecológica é o fortalecimento dos movimentos indígenas. Esses têm proposto como novo paradigma civilizatório o cuidado com o Bem-Viver que implica priorizar a vida comunitária, as relações humanas e a relação harmoniosa com a natureza como formas de organizar a sociedade. O cuidado com a Terra, a Água e todos os seres vivos se torna elemento central do processo social e político, assim como de uma nova sensibilidade espiritual. Todos nós somos convidados a participar ativamente dessa celebração de amor, como um casamento entre o céu e a terra.


Fonte: www.ecclesia.com.br / IHU

El Patriarca Ecuménico y el Papa de Roma apelan a una nueva evangelización de Europa en el Simposio Intercristiano de Salónica (Grecia)


Evangelizar de nuevo a los cristianos que han abandonado su fe. Éste es el objetivo del XIV Simposio Intercristiano que se está celebrando en la ciudad griega de Tesalónica, para el cual Papa Francisco envió un mensaje donde desea que se encuentren “métodos creativos y un lenguaje adaptado para hacer llegar el anuncio de Jesús”.

En la carta, firmada por el cardenal Kurt Koch, presidente del Pontificio Consejo para la Promoción de la Unidad e los Cristianos, se lee un pasaje de la exhortación apostólicaEvangelii gaudium donde habla del empeño misionero  y de la profundidad de la convicción de Cristo: “Él siempre puede, con su novedad, renovar nuestra vida y nuestra comunidad y, aunque atraviese épocas oscuras y debilidades eclesiales, la propuesta cristiana nunca envejece”. 

“En una realidad como la europea en la que cada vez hay menos lazos con las raíces cristianas, se advierte claramente la necesidad de una nueva labor de evangelización”. De este modo –se lee en el mensaje- el Papa espera que con las reflexiones propuestas en el simposio de los ilustres relatores y con el intercambio de conocimiento gracias a los estudios católicos y ortodoxos, se puede “contribuir a individuar nuevos caminos, métodos creativos y un lenguaje adaptado” para hacer llegar la belleza de Cristo al “hombre europeo contemporáneo”.

Por su parte el patriarca ortodoxo Bartolomé I, en un mensaje también dirigido por el simposio ecuménico, habla del papel "importante y nodal" de los cristianos en "una era en la que la colaboración y la unidad se hacen cada vez más necesarias." La cabeza de la Iglesia de Constantinopla se centra especialmente en las heridas infligidas por los recientes ataques terroristas en Europa, que "demuestran la absoluta necesidad de que el continente sea de nuevo evangelizado, y que con la descristianización de Europa de las últimas décadas se sigue un camino de desplazamiento continuo que se aleja de los valores y las tradiciones cristianas y está adoptando nuevas teorías y tradiciones que se oponen completamente a la ley de Dios".


Fuente: Radio Vaticana

lunes, 29 de agosto de 2016

Participación de nuestra Metrópolis en la Jornada Mundial de Oración por el Cuidado de la Creación


El acto tendrá lugar el sábado 3 de Septiembre en la Parroquia de Santa Cristina (Paseo de Extremadura, 32, Madrid). Se iniciará a las 17:30 h con el reparto de una limonada casera, en los salones parroquiales. A las 18:00 h se presentará la JMOCC 2016, a través de una Mesa Redonda sobre Ecología, en la que participaran: Archimandrita Padre Demetrio R. Saez (Patriarcado Ecuménico de Constantinopla), Jose Eizaguirre (Biotropía y Grupo Cristianismo y Ecología) y Yayo Herrero (Ecologistas en Acción). 

Posteriormente y desde la Parroquia de Santa Cristina, se iniciará a las 19:30 h una marcha hasta el Cerro de la Torrecilla de la Casa de Campo (a 15 min. andando), junto al Lago de la Casa de Campo. (En caso de mal tiempo o no contar con autorización, se continuaría en la Parroquia)

En este monte de vistas maravillosas tendrá lugar la Oración Ecuménica por el Cuidado de la Creación, de 20:00 h. a 21:00 h, presida por el Arzobispo Don Carlos Osoro Sierra, el Metropolita Monseñor Policarpo, el Obipso Timotei y el Arzobispo Siro-Ortodoxo Monseñor Nicolaos Matti.

El acto contará con la animación musical del grupo AIN KAREM.

viernes, 26 de agosto de 2016

Patriarcas de Siria piden el levantamiento de las sanciones internacionales contra el país


Dos Patriarcas ortodoxos y un Patriarca católico de Siria han firmado un comunicado conjunto, enviado a la agencia AsiaNews, pidiendo que se levanten las sanciones internacionales contra el régimen de Damasco porque, en la práctica, aseguran, sólo sirven para dañar a la población civil y a los más indefensos.

Firman la petición Juan X Yazigi, patriarca de la Iglesia greco-ortodoxa de Antioquía, Gregorio III Laham, patriarca melquita (greco-católico) e Ignacio Efrén II, patriarca siro-ortodoxo.

Quien sufre es el pueblo

En la carta los líderes cristianos recuerdan que “desde el inicio de la crisis en Siria, en 2011, el impacto de las sanciones económicas y financieras” se tornó cada vez más significativo “para la vida cotidiana de los ciudadanos”. Las sanciones, escriben los patriarcas, “agudizan los sufrimientos del pueblo sirio” y “aumentan la presión (del conflicto) sobre los individuos, las instituciones, las compañías y como consecuencia, sobre la población entera”.

La falta de “nuevas inversiones” y la “prohibición de vuelos internacionales” en Siria, así como “las restricciones a las importaciones” y las listas negras establecidas sobre empresas sirias que no pueden obrar a nivel internacional, refuerzan el clima de “aislamiento” que se respira en Siria. Además, continúan los patriarcas, la clausura de muchas embajadas occidentales y el retiro del personal diplomático “limitan las relaciones” y “la interacción con el extranjero”.

Artículos básicos a precios desorbitados

La prohibición de operaciones bancarias internacionales- agregan- también pone “a las personas en  graves crisis financieras. Se empobrecen los ciudadanos, amenazando quitarles el pan cotidiano, privándolos de toda dignidad humana”. Y la consecuencia natural de ellos “es el aumento de los precios de los artículos de primera necesidad”, la caída del poder de adquisición de la moneda local y el surgimiento de “nuevos problemas” en el plano social.

Si bien la finalidad de las sanciones “es de tipo político”, advierten los patriarcas, quien sufre las consecuencias “es pueblo sirio entero”, en particular “los pobres y los trabajadores de las clases más humildes”.

“Nosotros, los patriarcas residentes en Damasco, que sentimos con claridad los sufrimientos de la población (…) pedimos con energía la remoción de las sanciones” en la esperanza de que se tomen “medidas extraordinarias” basadas en la Carta de los derechos humanos y en los tratados internacionales.

Grupos que no  buscan el bien del país

Al final del pedido, los tres patriarcas subrayan que las sanciones favorecen sólo las miras de “grupos que no quieren el bien común del país”; por el contrario, su cancelación “ayudaría al trabajo de las organizaciones eclesiales y humanitarias activas en el territorio para poder llevar ayuda y distribuir comida y remedios”.


Fuente: Religión en Libertad

martes, 23 de agosto de 2016

"Recuerdos de un misionero en Siberia". Archimandrita Spiridón


«No sé ni quién ni qué fui antes de mi nacimiento en la tierra. En ella aparecí en 1875. Mis padres eran pobres campesinos. De los tres primeros años no recuerdo nada, pero desde los cuatro hasta el día de hoy lo recuerdo absolutamente todo». Así comienza este clásico de la espiritualidad rusa, contemporáneo del famosísimo Relatos de un peregrino ruso.

Con un estilo espontáneo y descriptivo, el monje, predicador y misionero Spiridón introduce al lector en un mundo que se antoja irreal, tanto por aquello que se cuenta como por la profunda humanidad que permanece latiendo al final de cada uno de sus recuerdos.

Después de narrar en la primera parte del libro su infancia y juventud, Spiridón evoca las cosas que vio y vivió durante sus misiones en tierras siberianas. El resultado es una obra a la vez fascinante y lacerante en la que por encima de las flaquezas y miserias de los personajes triunfa siempre el amor al ser humano y la misericordia.

Ichthys, 25 
ISBN: 978-84-301-1502-0
Formato: Rústica, 12 x 19 cm.
Páginas: 144
Edición: 1ª
Fecha de edición: octubre 2003
Título original: Iz vidennavo i perečitovo. Vospominanja propovednika-missionera b Sibiri (1917). Traducido por Francisco José López y José María Hernández del original ruso
Precio: 10,00 €

lunes, 22 de agosto de 2016

Βαρκελώνη - Δεκαπενταύγουστος 2016

«Ουδείς προστρέχων επί σοι κατησχυμένος από σου εκπορεύεται, αγνή Παρθένε Θεοτόκε, αλλ’ αιτείται την χάριν και λαμβάνει ...

Publicado por Sacra Metrópolis de España y Portugal - Patriarcado Ecuménico en Domingo, 21 de agosto de 2016

domingo, 21 de agosto de 2016

Баталія - Преображення Господнє 2016

В Україні Богослужіння проходять вранці, а у нас, в Баталії, Богослужіння почалось о 20.00 вечора, оскільки всі приїхал...

Publicado por Sacra Metrópolis de España y Portugal - Patriarcado Ecuménico en Sábado, 20 de agosto de 2016

sábado, 20 de agosto de 2016

IX Domingo Mateo. Evangelio de la Divina Liturgia


Mt 14,22-34: Inmediatamente obligó a los discípulos a subir a la barca y a ir por delante de él a la otra orilla, mientras él despedía a la gente. Después de despedir a la gente, subió al monte a solas para orar; al atardecer estaba solo allí. La barca se hallaba ya distante de la tierra muchos estadios, zarandeada por las olas, pues el viento era contrario. Y a la cuarta vigilia de la noche vino él hacia ellos, caminando sobre el mar. Los discípulos, viéndole caminar sobre el mar, se turbaron y decían: «Es un fantasma», y de miedo se pusieron a gritar. Pero al instante les habló Jesús diciendo: «¡Animo!, que soy yo; no temáis.» Pedro le respondió: «Señor, si eres tú, mándame ir donde ti sobre las aguas.» «¡Ven!», le dijo. Bajó Pedro de la barca y se puso a caminar sobre las aguas, yendo hacia Jesús. Pero, viendo la violencia del viento, le entró miedo y, como comenzara a hundirse, gritó: «¡Señor, sálvame!» Al punto Jesús, tendiendo la mano, le agarró y le dice: «Hombre de poca fe, ¿por qué dudaste?» Subieron a la barca y amainó el viento. Y los que estaban en la barca se postraron ante él diciendo: «Verdaderamente eres Hijo de Dios.» Terminada la travesía, llegaron a tierra en Genesaret.

viernes, 19 de agosto de 2016

Vídeo - Dormición de la Santa Madre de Dios 2016 en la Catedral de Madrid

Pascua de Verano 2016 en la Catedral de Madrid

Con la debida solemnidad fue festejada en la Catedral Ortodoxa de Madrid la "Pascua de Verano" de este año. El domingo...

Publicado por Sacra Metrópolis de España y Portugal - Patriarcado Ecuménico en Viernes, 19 de agosto de 2016

Fiesta de la Transfiguración según el calendario juliano en la Catedral de Madrid

El viernes 19 de agosto de 2016 Su Eminencia Policarpo, Arzobispo-Metropolita de España y Portugal y Exarca del Mar...

Publicado por Sacra Metrópolis de España y Portugal - Patriarcado Ecuménico en Viernes, 19 de agosto de 2016

lunes, 15 de agosto de 2016

Turquía no permite la celebración de la Dormición de la Madre de Dios en el Monasterio de Sumela


Turquía no ha permitido este año la celebración de la Dormición de la Virgen que se lleva celebrando los últimos cinco años en el Monasterio de la Madre de Dios en Soumela, en la región de Trebisonda, según Aleteia.

Esta decisión significará que cientos de peregrinos, muchos procedentes de Rusia, se verán frustrados este año en su pretensión de celebrar la Asunción según el rito ortodoxo.

La coartada utilizada por las autoridades turcas para llevar a cabo esta prohibición es la “necesidad de efectuar una serie de trabajos de restauración que habrían de solucionar un conjunto de problemas de construcción, de reciente aparición, que amenazan con afectar la estabilidad del edificio”.

Estas explicaciones no han convencido ni al Patriarcado de Constantinopla ni a los representantes de las comunidades ortodoxas griegas, que aseguran que son “sólo excusas”. Y es que esta decisión ha reavivado el temor de que el monasterio sea cerrado por la creciente islamización del país llevada a cabo por el presidente Erdogán.

El precedente del cierre de Santa Sofía

Hay que recordar que en 2010, tras 88 de prohibición, el gobierno turco permitió por primera vez al patriarca ecuménico para celebrar la liturgia divina en la fiesta de la Dormición. Se trataba de un permiso que no tenía fecha de expiración hasta que el pasado mes de mayo las autoridades turcas informaron al patriarcado ecuménico que tal permiso había sido retirado.

El presidente de la Federación Internacional de los griegos del Ponto, Georges Parcharidis, ha asegurado que Turquía no quiere que el monasterio esté activo de nuevo. “La razón dada es la restauración del edificio, pero no creo que esa sea la razón. Los turcos no quieren permitir que el histórico monasterio esté activo de nuevo. Su objetivo es hacer desaparecer cualquier elemento que una a Grecia y a la ortodoxia”.

En esta línea, Parcharidis ha afirmado que la decisión de las autoridades turcas se enmarca de una estrategia global. “Hace ya dos años que la iglesia de Santa Sofía Trabzon fue convertida en una mezquita, mientras que lo mismo ocurre gradualmente con Santa Sofía en Constantinopla. Todas las iglesias ortodoxas en la zona se han convertido en mezquitas, en graneros, o se han derrumbado”.

Javier Torres


Fuente: Actuall

sábado, 13 de agosto de 2016

Viaje al Monte Athos


¿Se imaginan un lugar en la vieja Europa sin carreteras, hoteles, radio o televisión… donde la presencia de la mujer está prohibida? Ese lugar existe en el norte de Grecia, sueño vacacional para muchos y centro de oración y búsqueda de Dios para otros, los 1.600 monjes que viven en el Monte Athos, la «Montaña Sagrada» que preside el águila bicéfala de Bizancio.

Inicié mi viaje a «Ágion Oros» (Monte Athos) llamado por la curiosidad y el objetivo de descubrir las claves de esta hermética península griega «reñida con el progreso» y heredera del Imperio Bizantino que fue abatido tras la toma de Constantinopla por los turcos en 1453. Una parte de ese imperio sobrevive milagrosamente, más de diez siglos después de su Levantamiento, en este rincón del Mar Egeo: La pata más oriental de las tres que dibujan la península calcídica. Allí se erige hoy la última república monástica autónoma del mundo con sus 20 monasterios ortodoxos y la única presencia femenina de la Virgen María, la «Señora» en este llamado «jardín de Athos».

No es nada fácil penetrar físicamente en esta península de escarpadas gargantas y verdes valles donde crecen olivos, vides, nogales y madroños en estado salvaje. Se necesita una autorización para viajar a este Monte Santo que se llama «diamonitiron» y solo se obtiene una vez que las autoridades religiosas de Tesalonica y las políticas del Gobierno de Macedonia dan el visto bueno.

Con el documento firmado en el bolsillo soy oficialmente uno de los diez peregrinos no ortodoxos que pueden acceder diariamente y recorrer esta república religiosa durante cuatro jornadas. El procedimiento habitual para llegar a Athos es en barco. La panorámica impacta pues estas auténticas fortalezas que surgieron en los primeros siglos del Imperio Romano de Oriente eran inexpugnables con sus altas torres y así pudieron guardar en su interior no solo la fe religiosa intacta sino un impresionante ramillete de tesoros suntuosos (libros, íconos, frescos, lámparas, joyas…) donados por reyes y emperadores. Fuera de estos recintos la riqueza dio paso a otro tipo de vida de retiro, protagonizada por eremitas y ascetas que todavía hoy continúan vagando por los caminos más aislados de la península.

Mi traslado al monasterio de San Pablo («Aghious Pavlou»), fundado a mediados del siglo X, se realiza en una pequeña barca con capacidad para una decena de personas. Me acompaña Jakobos Aguiografos, mi «hermano mayor» –así lo define Mara, responsable turístico de la región- y guía en «Ágion Oros». Veneciano de nacimiento, llegó hace dos décadas a las faldas del monte de 2.033 metros después de un corto periplo por el Peloponeso y Santorini. No tomó los hábitos, aunque durante seis meses hizo el noviciado, y ahora produce el «vino santo» de Athos gracias a las 70 hectáreas que trabaja en terrenos próximos al monasterio de San Pablo. «Cuando llegué a Athos -comenta este hombre bonachón que hace tiempo que ha superado los 50- no entendía nada de este mundo, sólo habían pasado cinco minutos y ya estaba preguntando la hora del regreso de mi barco. Entré en el Katholikon (la iglesia principal de cada monasterio) y como no era ortodoxo un monje me invitó a salir del templo. Quería marcharme a toda costa, pero me quedé…».

Mil años sin mujeres

Jakobos se siente ahora uno más, un hombre querido en toda la comunidad de monjes. Aunque vive en Ouranopolis, «la última localidad griega», siempre es bien recibido en cualquiera de los monasterios. Califica la vida de los monjes de «muy dura» y sobre la permanente prohibición femenina en la república, denunciada por la Comisión Europea y las propias mujeres, contesta con rotundidad: «Durante mil años sólo ha habido hombres aquí y debe seguir siendo así. Sólo queremos a la Madonna que veneramos profundamente. ¿Alguien se ha preocupado si en los monasterios del Dalai Lama había mujeres o no?».

Nuestra llegada a San Pablo se produce antes de la puesta del sol. En ese momento –todo en Athos se rige por las estrictas reglas bizantinas hoy vigentes- comienzan a contarse las horas del nuevo día que al estar regido por el calendario juliano tiene un desfase permanente de 13 fechas. Las puertas quedan entonces cerradas herméticamente hasta el amanecer y a continuación los peregrinos se preparan para conocer sus aposentos. En San Pablo comparto una gran alcoba, austera a pesar de su balcón comunal con vistas el Egeo, junto a otros tres viajeros. Hay calefacción, ducha, cuatro toallas individuales y luz eléctrica, aunque no siempre las comodidades son esas. Mientras tanto, los monjes, esos hombres de larga barba y negras túnicas, comienzan sus oficios religiosos dentro del Katholikon. El principal servicio es la Santa Liturgia que puedo seguir desde un banco de la entrada. Se puede estar sentado o de pie pero nadie debe cruzar sus piernas ni mostrar una postura incorrecta.

La atmósfera es lúgubre pero mágica. Sólo la tímida luz de cirios y velas deja ver los pálidos rostros de los monjes que participan cantando con energía himnos a la Madonna («Kyrie Eleison») o besando los íconos de la Virgen, siempre con rostro dulce, o de San Juan Evangelista que presiden la entrada del Katholikon. Al fondo un Cristo Pantocrátor es testigo de esta «fiesta del hombre que busca su unión con Dios». En la semioscuridad de las tres naves se palpa la intensidad de la oración. Es un escenario casi teatral donde los iconos, las lámparas de aceite, los cirios, las cruces que suben y bajan en el templo y el intenso olor a incienso toman también un protagonismo especial entre un ir y venir incesante de los monjes. Uno se siente trasladado a otro lugar fuera del tiempo.

Tras la liturgia llega la hora del descanso nocturno –para los invitados, claro- pero un nuevo oficio espera al grupo a las siete de la mañana tras la cual se asiste a la comunión entre lo celeste y lo terrestre. Estamos ante la comida principal del día fijada a las diez y media de la mañana, aquí no existe el desayuno como tal. Peregrinos primero y monjes entran en el refectorio, buscan su ubicación sin mezclarse y todos en silencio comen mientras un monje lee un texto espiritual desde el púlpito. Patatas cocidas, aceitunas, queso, uvas, alguna legumbre, agua y un vaso de vino forman el menú de los monjes. Solo en casos excepcionales se degusta pescado y algún postre festivo. La carne casi nunca se consume. El calendario culinario de los monjes tampoco ofrece dudas: lunes, miércoles y viernes (una comida) y martes, jueves, sábado y domingo (dos). Aún así cumplen con la norma de dar de comer al hambriento y reparten al año más de 25.000 almuerzos.

Después de la comida, abandono Athos, un mundo realmente diferente donde reinan el misticismo y la oración. Cuando hablas con los monjes siempre insisten en la misma idea. No quieren que su Montaña Sagrada sea vista como «un museo vivo en un rincón perdido de la Tierra», sino un lugar para el fiel y la contemplación divina, libre de las influencias del mundo exterior.

Requisitos de la entrada

Se prohíbe la visita al Monte Athos a toda persona de religión no cristiana. Sólo pueden pasar la noche los que pueden dar una prueba de su interés científico, artístico o religioso. Su número diariamente no puede superar las diez personas. Los visitantes pueden permanecer cuatro días (tres noches). Solicitudes: Oficina de Peregrinos al Monte Athos (Grafeio Proskyniton Agiou Orous). Calle Egnatia, 109 – Tesalónica. Tel: (0030) 2310 252 578, fax (0030) 2310 222 424, mandando fotocopia del pasaporte o del D.N.I.

Javier Carrión


Fuente: ABC

Memoria de actividades de S.E. Policarpo en el mes de julio de 2016


01/07: Llegó a su ciudad natal de Náfpaktos (Lepanto).

02/07: Celebró la Divina Liturgia Pontifical en el Catolicón del S. Monasterio femenino de los SS. Nectario y Fanurio en Tríkorfon, cerca de Lepanto, con ocasión de la Fiesta de San Juan Maxímovitch el Taumaturgo, Arzobispo de San Francisco, de quien se conservan en dicho Monasterio la túnica y una reliquia.

03/07: Presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) la celebración de la Divina Liturgia del Domingo II de Mateo en la Iglesia Parroquial de Santa Parasceve Mártir en Lepanto, su parroquia natal.

04/07: Se encontró en su despacho con el Emmo. Metropolita de Lepanto y San Blas Jeroteo, con el cual almorzó.

10/07: Concelebró junto con el Emmo. Metropolita de Lepanto Jeroteo la Divina Liturgia Pontifical del Domingo III de Mateo en la Iglesia Catedral del Santo Gran Mártir Demetrio de Lepanto, con ocasión del día dedicado por la S. Metrópolis de Lepanto a los emigrantes originarios de Lepanto y su provincia.

11/07: Presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) la celebración en la Iglesia Parroquial de Santa Parasceve en Lepanto de la Divina Liturgia con ocasión de la Fiesta de la Santa Gran Mártir Eufemia, co-patrona de nuestra Sacra Metrópolis.

16/07: Presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) la celebración en la Iglesia Parroquial de Santa Marina la Gran Mártir en Heliópolis de Atenas de las Grandes Vísperas Solemnes con ocasión de su Fiesta patronal. Seguidamente asistió a la fiesta tradicional folclórica organizada en el patio de dicha iglesia por su Párroco y Consejo Parroquial.

17/07: Concelebró junto con el Emmo. Metropolita de Nigeria Alejandro, del Patriarcado de Alejandría y toda África, la Divina Liturgia Pontifical en la iglesia arriba mencionada con ocasión de la Fiesta de Santa Marina. Por la tarde copresidió con el Metropolita Alejandro la celebración de las Vísperas post-festivas, seguidas por la procesión por las calles de Heliópolis del icono y de las reliquias sagradas de la Santa Gran Mártir. Después participó en el ágape ofrecido en los salones de dicha parroquia ateniense por su Párroco y Consejo Parroquial a los becarios católicos romanos de la “Diaconía Apostólica de la Iglesia de Grecia" que estudian lengua griega en Atenas, con los cuales estuvo conversando.

18/07: Copresidió con los Emmos. Metropolitas Teocleto de Ierisós, Cirilo de Kifisía y Teoctisto de Fokís, en el Catolicón del S. Monasterio de los SS. Agustín de Hipona y Serafín de Sarov en Tríkorfon, cerca de Lepanto, la celebración de las Grandes Vísperas Solemnes con ocasión de la Fiesta del Traslado de las reliquias sagradas de San Serafín de Sarov.

19/07: Concelebró con los Emmos. Metropolitas Alexis de Atlanta (USA), Cirilo de Kifisía, Teocleto de Ierisós y Teoctisto de Fokís, en el Catolicón de dicho Monasterio, la Divina Liturgia Pontifical con ocasión de la Fiesta arriba mencionada.

20/07: Acompañado por el Rvdmo. Archimandrita Nectario, Hegúmeno del Monasterio arriba mencionado y Vicario General de la S. Metrópolis de Fokís, y otros dos hermanos de este Monasterio, llegó por la tarde al Sagrado y Gran Monasterio de Vatopedi, en el Monte Athos. A su llegada fue recibido en la puerta principal del Monasterio, con los honores propios de su alto rango y según el tipicón monástico bizantino, por su Hegúmeno, el Rvdmo. Archimandrita Efrén, y toda la Hermandad de Vatopedi, y fue conducido al Catolicón, donde tuvo lugar un Oficio Sagrado especial presidido por nuestro Metropolita con ocasión de su llegada a dicho Monasterio Atonita -el segundo en el orden del Monte Athos- que concluyó con la alocución del Hegúmeno Efrén y la réplica del Metropolita Policarpo. Seguidamente presidió en el Catolicón la celebración de las Vísperas del día.

21/07: Presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) la celebración por parte del Hegúmeno de Vatopedi, el Rvdmo. Archimandrita Efrén, en la iglesia de la histórica Celda de San Procopio el Gran Mártir (dependiente de Vatopedi), de la Divina Liturgia con ocasión de la Fiesta patronal de dicha Celda según el calendario juliano, que sigue la Santa Montaña. Seguidamente visitó como peregrino los Monasterios de Karakallou, Filotheou e Iviron. De vuelta en Vatopedi presidió en el Catolicón el Oficio de las Vísperas del día, después de lo cual participó en la reunión espiritual que cada semana convoca el Hegúmeno Efrén con toda la Hermandad de Vatopedi, compuesta por 140 monjes y novicios.

22/07: Presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) la celebración, en la Capilla del Santo Cinturón de la SSma. Madre de Dios de Vatopedi, de la Divina Liturgia del día. Después visitó en el Palacio de la Sagrada Epistasía, en la capital atonita de Karyés, al Protepístata 'pro tempore' de la Santa Montaña, el Anciano Bernabé Vatopedinós, con el cual conversó, y seguidamente veneró en el 'Protaton', la Iglesia Catedral del Monte Athos, el famoso icono milagroso de la SSma. Madre de Dios “Axion estí”. Después visitó el Monasterio de Dojiarion, donde, ante el icono milagroso de la SSma. Virgen de la Pronta Escucha (Panagía Gorgoypíkoos), co-patrona de nuestra S. Metrópolis, leyó su Cánon Paraclético (de Súplica). De vuelta en Vatopedi, presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía), en el Catolicón, la Vigilia por la Fiesta de la Sinaxis de todos los Santos de Vatopedi (73 en total), que empezó a las 19:30 h. del 22/07 y terminó a las 15:30 h. del 23/07.

23/07: Por la mañana temprano celebró en el Catolicón de Vatopedi la Divina Liturgia Pontifical con ocasión de la Fiesta litúrgica de la Sinaxis de todos los Santos de dicho Monasterio atonita, seguida por la Mesa (Trápeza) solemne de toda la Hermandad, otros monjes atonitas y numerosos peregrinos, sobre todo griegos y rusos, al final de la cual el Metropolita ha dirigido a los comensales algunas palabras espirituales. Después visitó la Celda de San Juan Crisóstomo, donde celebró un Oficio de Conmemoración por el descanso del alma de su famoso Anciano e intelectual, el monje Moisés (recién fallecido), y la Celda de Santa Ana del célebre cantor atonita el Anciano Antipas, cercanas a la capital atonita Karyés. De vuelta en Vatopedi pasó por la Celda del padre espiritual de la actual Hermandad Vatopediana, el monje José el nuevo, hijo espiritual del famoso Santo Anciano José el Hesicasta y Espeleota. Seguidamente presidió en el Catolicón la celebración de las Grandes Vísperas del Domingo.

24/07: Celebró en el Catolicón de Vatopedi la Divina Liturgia Pontifical del Domingo V de Mateo y Fiesta de la Santa Gran Mártir Eufemia, co-patrona de nuestra S. Metrópolis, según el calendario juliano. Por la noche, junto con su séquito, llegó a su ciudad nativa de Lepanto.

25/07: Copresidió, con el Emmo. Metropolita de Lepanto Jeroteo y el Excmo. Obispo de Kernitsa Crisanto, auxiliar de la cercana S. Metrópolis de Patrás, la celebración en la Iglesia Parroquial de la Santa Mártir Parasceve de Lepanto de las Grandes Vísperas Solemnes con ocasión de su Fiesta patronal, seguidas por el Oficio Sagrado de Artoclasía (Bendición de los 5 Panes, del Vino y del Aceite) en la Plaza Central y la procesión del icono y las reliquias sagradas de la Santa por las calles de Lepanto.

26/07: Concelebró, junto con los Jerarcas arriba mencionados, la Divina Liturgia Pontifical en el templo parroquial de Santa Parasceve de Lepanto con ocasión de su Fiesta patronal. Por la tarde presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) la celebración en la iglesia del Santo Gran Mártir Pantaleón, Médico Taumaturgo, del pueblo de Antirion, cercano a Lepanto, de las Grandes Vísperas Solemnes con ocasión de su Fiesta patronal (27/07).

27/07: Presidió desde el Trono Episcopal (jorostasía) la celebración en la Iglesia Catedral del Santo Gran Mártir Demetrio de Lepanto de la Divina Liturgia por la Fiesta del Santo Gran Mártir Pantaleón, Médico Taumaturgo. A continuación visitó el Monasterio femenino de la SSma. Madre de Dios de la Pronta Escucha, muy cercano a la ciudad de Lepanto, para saludar la Hegúmena y a las monjas -que conoce desde su infancia- con ocasión de su vuelta a España.

28/07: Por la tarde se encontró en el S. Monasterio de los SS. Agustín de Hipona y Serafín de Sarov en Tríkorfon, cerca de Lepanto, con el Emmo. Metropolita de Fokís Teoctisto y el Hegúmeno de dicho Monasterio y Vicario General de la S. Metrópolis de Fokís, el Archimandrita Nectario, a los cuales saludó con ocasión de su vuelta a España. Por la noche participó en el ágape social de la Parroquia de San Nicolás el Taumaturgo del pueblo de Antirion, cercano a Lepanto, que cada año es organizada a finales de julio por su Párroco y Consejo Parroquial a favor de la obra social, educativa y caritativa de dicha parroquia.

30/07: Por la tarde se encontró en su despacho con el Emmo. Metropolita de Lepanto Jeroteo, a quien saludó con ocasión de su vuelta a España. Seguidamente, junto con él, participó en los jardines del Hotel “Xenía” de Lepanto en la cena y el programa de música tradicional folclórica ofrecidos por la Federación de las Asociaciones de Grecia Central “Rúmeli” de U.S.A. y Canadá, que este año organizó su reunión ordinaria en la ciudad de Lepanto.

31/07: Celebró la Divina Liturgia Pontifical del Domingo VI de Mateo en la Iglesia Catedral del Santo Gran Mártir Demetrio de Lepanto, seguida por el Oficio Sagrado de la Artoclasía por la salud y la prosperidad del Consejo Directivo y los miembros de la Federación de USA y Canadá arriba mencionada.

jueves, 11 de agosto de 2016

"¿Qué le debe al Patriarcado Ecuménico la Ortodoxia?". Artículo del Archimandrita Dositeo


a) Le debe la preservación del dogma ortodoxo. Preocupación de la Madre Iglesia fue y es, la de preservar la palabra de la Verdad. Ello fue posible por medio de muchos Concilios Ecuménicos y locales, reunidos a través de los siglos.

b) Le debe la Divina Liturgia de San Juan Crisóstomo, que siendo en sus bases apostólica, a través de Antioquia llegó a Constantinopla y de ella a todo el mundo ortodoxo. También la de San Basilio Magno y la de los Dones Pre-santificados, fueron conformadas en Constantinopla y de allí fueron divulgadas.

c) Le debe la Himnografía Eclesiástica. Romano el Mélodo (Compositor músico), Justiniano, León el Sabio, Constantino Porfirogéneto, Icasía Monja, Teodoro Studita, José de Tesalónica, José el Himnógrafo, Juan Mavropus y muchos otros, allí en Constantinopla vivieron, escribieron, compusieron música. Además, los grandes autores de los cánticos: Andrés el Cretense, Juan Damasceno, Cosme de Maiumá, se dieron a conocer por medio de los Monasterios de Constantinopla.

d) Le debe la Música Eclesiástica, la música de los ángeles, según la expresión de Alejandro Papadiamantis. Todos los grandes maestros allí compusieron, cantaron y dieron forma a la melodía ortodoxa. Juan el Dulce, Juan Cucuzelis, Juan Cladas y muchos otros, hasta nuestros días, gigantes de Sitial Cantoral Patriarcal, nos entregaron melodías divinas capaces de ablandar al corazón más pétreo.

e) Le debe el orden eclesiástico, los ordenamientos del ceremonial que, llegados de Jerusalén a Constantinopla, a través de sus Monasterios y en particular el de Studio, llegaron hasta nosotros. El llamado ceremonial de San Sabas no es otro que el ceremonial del famoso Monasterio de Studio. Estos ordenamientos se encuentran vigentes en todo el mundo Ortodoxo.

f) Le debe la Literatura Patrística. Los divinos discursos de Gregorio el Teólogo, de San Juan Crisóstomo, de Proclo, de San Focio, de Teodoro de Studio y muchos más hasta nuestros días.

g) Le debe el arte cristiano ortodoxo. Las artes sacras, la arquitectura, la iconografía, el arte de los mosaicos. De Vladimir de Rusia hasta Venecia y de Sicilia hasta las ermitas de Capadocia, esta influencia es evidente.

h) Le debe la preservación de la Literatura antigua. Platón, Aristóteles, los trágicos y los cómicos serían desconocidos a la humanidad si no fuesen preservados por los copistas de los Monasterios de Constantinopla.

i) Le debe la fraternidad y el amor al prójimo. Los orfelinatos y los hospedajes, las leproserías y tantos otros institutos, son testigos indubitables. Basta una simple lectura del ceremonial del Monasterio del Pantocrátor para que sea convencido el más incrédulo.

j) Le debe la condena del nacional-racismo que fragmentó al mundo ortodoxo. Enseño que por encima de la raza y de la etnia está la Fe Ortodoxa, que une a todos en una misma familia bendita.

k) Le debe el espíritu Ecuménico, que se encuentra en aguda contraposición al localismo eclesiástico.

l) Le debe la divulgación de la Fe a los pueblos “bárbaros”, desde la época de San Juan Crisóstomo y antes aún, hasta la de San Focio y aún después de éste: fenicios, búlgaros, magiares, eslavos orientales (ucranianos, rusos, serbios) y Occidentales (Moravos, eslovacos), rumanos, de Constantinopla recibieron la inextinguible Luz de Cristo. Pero también las misiones ortodoxas actuales (América, Asia, Oceanía), mucho le deben.

m) Le debe la preservación de la peculiaridad cultural de los pueblos ortodoxos. El alfabeto cirílico, la autocefalía eclesiástica, el uso del culto de las lenguas de los nuevos iluminados en Cristo y tantas otras cosas que conformaron las naciones ortodoxas actuales.
n) Le debe la administración pastoral de tantas sacras Arquidiócesis esparcidas por el mundo, que viven y se desarrollan bajo el árbol frondoso de la Gran Iglesia de Cristo en Constantinopla.

o) Le debe, particularmente el Helenismo, como también todos los otros pueblos balcánicos, la preservación de la lengua, el desarrollo de la educación en tiempos difíciles (dominio otomano), la creación de una cultura superior, la conformación de la conciencia nacional, su propia existencia.

p) Le debe la conciencia de que los pastores de la Iglesia son diáconos de misterios, servidores del pueblo de Dios, y si fuera necesario, víctimas, sacrificios voluntarios, atormentados, maltratados, decapitados por el amor de Cristo (véase el fenómeno de los neo-mártires).

q) Le debe la doctrina de que la Fe cristiana no es un privilegio, no es derecho y provecho, sino paciencia en las angustias y en las tentaciones, testimonio y martirio.

r) le debe la permanencia en lo que cada uno fue asignado, a pesar de las circunstancias adversas, del ambiente desfavorable, de la disposición hostil de los que nos rodean.

s) Le debe la conciencia de que la Iglesia de Cristo es Madre cariñosa lactante, atenta, que cría a sus hijos con la enseñanza y la exhortación del Señor, derramándoles manantiales de vida.

t) Le debe el buen camino hacia la vida eterna, enseñando que los cristianos viven en sus patrias, pero como si fuesen extraños, pues la patria eterna es el Reino Celestial, que se alcanza con arrepentimiento, humildad y vida ortodoxa.

En consecuencia todos le debemos todo a la Madre Gran Iglesia de Cristo, el Patriarcado Ecuménico de Constantinopla. Nuestras son solamente las amarguras que le propinamos cada tanto, que son más amargas que el ajenjo, como hijos maleducados, olvidadizos, desagradecidos y desobedientes a sus Padres.

+ Archimandrita Dositeo


Fuente: Sacra Metrópolis de España y Portugal (Patriarcado Ecuménico)

Más de una hora de canto mozárabe

Ofrecemos el siguiente vídeo con más de una hora de canto mozárabe, el canto de la antigua Hispania ortodoxa:

lunes, 8 de agosto de 2016

El Panteón Real de San Isidoro en León, un tesoro hispánico sin parangón


Al igual que la pintura rupestre tiene su Capilla Sixtina en Altamira, la románica está en León, concretamente en el Panteón Real de San Isidoro. Aquí, la calidad y cantidad de los dibujos es tal que no tiene parangón en ningún otro lugar, y no hay que ser ningún experto para darse cuenta de ello.

La Real Colegiata Basílica de San Isidoro (que este es su nombre completo) es un conjunto de construcciones religiosas que se han ido superponiendo y adosando a lo largo de once siglos.

La Colegiata Basílica tiene una iglesia cuyo retablo mayor merece por sí solo una atenta visita.

En principio fue un sencillo monasterio que se construyó en el s.X junto a la muralla romana para albergar los restos de San Pelayo. Hoy es una iglesia, un claustro, un museo, una biblioteca, una torre… un grupo de edificaciones románicas con añadidos góticos, renacentistas, barrocos…

A pesar de su belleza, la fachada sur no llama demasiado la atención cuando se viene de ver la cercana catedral, maravilla gótica donde las haya. Sin embargo, la Colegiata Basílica tiene una iglesia cuyo retablo mayor merece por sí solo una atenta visita.

El museo custodia tesoros únicos, como el Cáliz de Doña Urraca (s. XI), que algunos identifican con el Santo Grial, o el Arca de los Marfiles (s. XI).

La biblioteca guarda 800 pergaminos, 150 códices y más de 300 incunables, entre los que destaca la Biblia visigótico-mozárabe del s. X.

El claustro románico es el más antiguo de España. Allí se celebraron las Cortes de León en 1188 y allí se redactó la Carta Magna Leonesa, reconocida por la Unesco como «el testimonio documental más antiguo del sistema parlamentario europeo».

Y domina el conjunto la llamada Torre del Gallo, coronada por una veleta en forma de gallo de cobre recubierta de oro, símbolo de la ciudad y de extraño origen oriental, posiblemente persa.

Con todo, la maravilla de las maravillas está muy cerca, a los pies de la iglesia: el panteón. En un cuadrado de solo 8 metros de lado, docenas de pinturas al temple (dicen los expertos que no hay que confundirlas con los frescos) recubren la totalidad de techos y muros.

Sobre las tumbas de 23 reyes y reinas, infantes y condes leoneses, los artistas hoy desconocidos desplegaron un libro de imágenes que narran el Evangelio como un cómic, única forma de que entendieran la historia los que no sabían leer, que entonces eran la inmensa mayoría.

Las figuras del Nuevo Testamento (desde la Anunciación a la Crucifixión), están vestidas con ropas medievales. De lejos puede dar la impresión de que se trata de mosaicos bizantinos, cuando en realidad es pintura sobre estuco.

Colores vivos que parecen pintados ayer; ausencia de perspectiva; volúmenes geométricos, como corresponde al más puro estilo románico.

Una maravilla que asombra y que tenemos la suerte de que esté muy cerca de todos nosotros.


Fuente: ABC

La Semana Santa sevillana vista por los miembros de otras religiones


Vivimos tiempos en los que es muy fácil que en nuestro país se planteen dilemas sobre las tradiciones, que adquieren en ocasiones tintes dramáticos y muy extremistas, como ocurre por ejemplo con la tauromaquia. Algo parecido hemos vivido a veces –nunca aún con la suficiente intensidad– en relación a la Semana Santa, un mundo que, al menos en Sevilla, se nos antoja intocable. Sin embargo, llegados los días grandes no faltan las polémicas entre partidarios y detractores.

Lo lógico sería pensar que, si aquí en casa tenemos tan virulentos debates sobre esta tradición, cómo sería el asunto si lo habláramos con alguien, no ya extranjero, sino que profesara nada menos que otra religión que no sea la católica romana con la que sacamos los pasos a la calle. Sin embargo, la respuesta es respeto. Eso hemos encontrado al hablar de cofradías con estos otros sevillanos.

[...] A una distancia [...] corta ve estas cosas el padre Pablo, natural de Sevilla y sacerdote de la Iglesia Ortodoxa [...], cuyo templo en nuestra ciudad está en la calle Doctor Relimpio, muy cerca de donde sale la Trinidad.

«Me encanta ir a ver esa cofradía, es una preciosidad, pero ¡tengo que dejar pasar de largo el primer paso!», comenta con una sonrisa. «Nuestra doctrina nos prohíbe representar a Dios y al Espíritu Santo», aduce el padre Pablo, en referencia al paso del Sagrado Decreto que saca la hermandad del Sábado Santo. Por lo demás, dice, no tiene ningún problema, «al contrario, me gusta».

Confiesa que su imagen favorita es la Virgen del Valle y que muchos componentes de su feligresía adornan sus balcones al paso de las cofradías. «Tenemos una familia que vive en Bustos Tavera y que no se pierden un año la entrada de la Mortaja». «Muchos somos nacidos aquí y nuestras tradiciones no hay quien nos las quite», remata.

Es sabido que los cristianos ortodoxos, aunque lucen y veneran sus iconos, no los adoran. [...] El padre Pablo se acuerda de ciertas semejanzas: «En el día de la teofanía (7 de enero) y el Sábado (Santo) de Pascua salimos a la calle en procesión, con cruz de guía e incienso incluidos, pero sin llevar ninguna imagen».

En cuanto a la relación de las hermandades con otras religiones, el único punto de encuentro que se da es precisamente con la fe ortodoxa. En estos meses tenemos en nuestra ciudad a los niños bielorrusos, que vienen a Sevilla cada año a sanarse de sus problemas de salud heredados de la catástrofe de Chernóbil. Siempre que vienen, las parroquias que les dan la bienvenida invitan a algún sacerdote ortodoxo, pues es esta la religión que profesan las familias de estos niños. «Este año y el anterior nos invitó el párroco del Cachorro. Siempre son muy amables con nosotros», detalla el padre Pablo.


Adaptación propia